Juan Vinueza
|
22.08.2019

Ahorro Automático: Tus Beneficios

El Ahorro Automático está entre nuestros temas favoritos; uno de los núcleos de nuestra solución. Por eso, le hemos dedicado tres posts. Este es el último; puedes leer el primero aquí y el segundo acá.

El tiempo es dinero, claro, ¿pero es el dinero tiempo? Ahora no es momento para filosofar: mira lo que acaba de suceder. Varios de tus clientes han decidido activar tu solución de micro-ahorro y al parecer los gatillos automáticos están respondiendo ante sus acciones. ¡Genial! ¿Qué sucede ahora? ¿Qué deberías hacer tú? ¿Los ahorros de todos los involucrados se van a multiplicar de un rato al otro, así como así?

Bueno, según los resultados que hemos obtenido, te podemos decir que sí. Pero eso no es más que el comienzo. Acabas de entablar una conexión más fuerte que con un programa de ahorro convencional, y lo que solía consistir de un solo pago mensual ahora se ha dividido en varios (como promedio 9 por usuario). La dinámica se ha enriquecido. Y esto trae varias repercusiones adicionales, para tus clientes y para ti. ¿Te parece si vamos una por una?




Empecemos por ellos.

Retomar el control.

Los ingresos de la mayoría de tus clientes son estables; los egresos también. Vive en cierto lugar, tiene tales deudas, gasta tanto en víveres. No hay mucho que vaya a cambiar al respecto.

Sin embargo, una vez se ha realizado esa resta de gastos primordiales, tu cliente queda con un presupuesto 'discrecional': puede gastarlo como quiera. ¿Cuánto me queda? Tanto. Bien. Los ahorros saldrán de allí. También sus noches de restaurante, los lattes sobrepreciados y los libros que no va a leer.

Ahora bien, a través de un sistema de ahorro tradicional, los ahorros son otra tajada inflexible a principios de mes. Pagamos la primera semana y quedamos libres para gastar como queramos. Pero con los microahorros, las restricciones son múltiples y progresivas: a cada consulta tendremos un poco menos de lo que recordábamos. Sin notarlo calculamos de nuevo: habrá que gastar un poco menos. Nos vuelve más cuidadosos y vamos retomando el control. Mientras tanto, automáticamente y tal como se ha programado, vamos ahorrando un poco más.


Decidir menos, elegir mejor.

La realidad es esta: mientras más dinero tenemos disponible, más propensos somos a malgastarlo. Hay demasiadas tentaciones alrededor. Gastar es más fácil que nunca, y por ende también es más fácil equivocarse. Pero no seamos crueles con nosotros mismos: para seguir a flote hemos tenido que acertar en muchas ocasiones.

¿Lo ideal? Que decidamos menos y decidamos mejor. Que el flujo monetario sea automático: ni bien llega ya sabe hacia dónde ir. Al mismo tiempo, nos tiene cubiertos: apenas recibimos nuestro pago y cancela nuestras cuentas pendientes; calcula nuestros presupuestos; se va adaptando en la marcha. Estamos en el 2019: ¿podemos esperar menos de nuestra institución de confianza?


It just feels good.

Lo hemos venido diciendo: ahorrar no es una actividad particularmente emocionante. Requiere paciencia y sacrificio. Sin embargo, una vez que el compromiso se ha firmado, todo adquiere mejor pinta. Piénsalo: de aquí en adelante, cada vez que hables con tu cliente sobre sus ahorros será para darle buenas noticias. "Has avanzado tanto hacia tu meta". "Estás a punto de llegar". "Lo lograste". Y es su propio dinero, canalizado hacia mejor rumbo. A veces, no será necesario que le digas nada: él o ella estarán generando sus propias expectativas sobre su objetivo, sobre su progreso, y sobre cuánto falta para alcanzarlo (cada día un poco menos). Que logre su primera meta es tan solo un paso dentro del largo camino que lleva, por ejemplo, a su jubilación. Pero el hábito del microahorro lo hace bastante más llevadero.


¿Y en cuánto al banco? ¿Qué beneficios percibe, aparte del incremento de captaciones y la satisfacción de sus clientes?

Retención de clientes.

“Hoy compré un café, me fuí caminando al trabajo y mi equipo de futbol ganó 3-0. ¿Cuánto habré ahorrado?“. ¿Cómo averiguarlo? Tu cliente tendrá que entrar en la app de tu banco, ver qué ha sucedido con su meta y averiguar cuánto exactamente es lo que ahorró. No solo tus clientes te están viendo como un apoyo real en cumplir sus objetivos, sino que ingresarán a tus plataformas digitales con mayor frecuencia. ¿Te imaginas que tu app bancaria tenga la recurrencia de una aplicación como Facebook?

Más data.

Fresca y pertinente. ¿Qué es lo que mi cliente quiere financiar de aquí a seis meses? ¿Dónde gasta su dinero? ¿Cuándo recibe sus ingresos? A través del micro-ahorro, ellos mismos te lo dicen. Crea perfiles de cliente, acércate en el momento justo, ofrécele el servicio que está buscando. Te sorprenderás todo lo que puedes aprender sobre ellos al analizar solo unas cuantas compras que han realizado. El desafío de la banca personalizada no es solo ofrecer opciones que se adapten a cada cliente: es escuchar lo que cada uno te está diciendo. A través de la tecnología, puedes hacerlo con facilidad, al mismo tiempo que ofreces un producto con impacto legítimo en la felicidad de quienes confían en ti.


Tus tarjetas en el top of Wallet.

Digamos que uno de tus clientes tiene más de una tarjeta para sus gastos. Para que se gatillen las reglas de gasto, debe usar la tarjeta de tu banco, no la de otra institución. En esta, sus placeres están atados a sus metas, y cada vez que acude a tu tarjeta se está acercando a sus sueños. Al mismo tiempo, obtiene más control sobre sus transacciones. Poco a poco, tu tarjeta se irá convirtiendo en su predilecta, pero no porque regales más millas: cuando la usan, tus clientes toman decisiones más acertadas, con más inteligencia.


Democratizar el ahorro.

"Se necesita de mucho dinero para poder ahorrar". Esa no es más una limitante personal. Pero podemos vencerla: el micro-ahorro quita el dolor o percepción de sacrificio. Como tus clientes se comprometan a ahorrar montos pequeños, al final de mes habrán ahorrado según sus propios presupuestos. Seguramente sea más de lo que ellos imaginaban: elegir el micro-ahorro frente a un plan tradicional representa un aumento en los montos acumulados de hasta un 140%. De esta manera, tendrás más clientes que se enrolen en estos planes de ahorro, por sobre un segundo banco o debajo del colchón (o que no ahorren en lo absoluto).

De enero a agosto de 2019, junto con nuestros bancos partners, hemos alcanzado 170 mil ahorradores, que ya han ahorrado USD 75 millones. Lo que te hemos contado no son cifras hipotéticas, son acciones reales de clientes como los tuyos. ¿Te genera curiosidad conocer qué pasaría con tu banca digital y tus clientes al implementar un plan de ahorro automático como el nuestro? Escríbele a Mijael, nuestro CEO, quien se ha desafiado a responderte en 30 minutos a tu correo (incluyendo a las 4:00 am o los fines de semana). ¡Ponlo a prueba!

No te pierdas una.


Un post cada dos semanas; material de calidad y descubrimientos frescos. Permítenos acompañarte.

Contacto

hola[at]ubankapp.com
+555281070021

Estados Unidos
334 Blackwell Street
Durham, NC

México
Chihuahua 230, Roma Norte
CDMX, DF

Chile
Carlos Antúnez 1843, Oficina 607
Providencia, Santiago

Legal

  • Aviso de Privacidad
  • Términos y condiciones
  • Seguridad
Descubre nuevas formas de ahorrar en nuestras redes sociales.
Duke Advanced Hindsight
Finnovista
Innovation Latam